El próximo 20 de junio, Arma Poética estará presente en el encuentro Navética en Berja, Almería, para realizar un proyecto denominado Tupperpoesía, Poesía aldente...

El próximo 20 de junio, Arma Poética estará presente en el encuentro Navética en Berja, Almería, para realizar un proyecto denominado Tupperpoesía, Poesía aldente

Es un proyecto realizado por el artista Francisco Escudero y el escritor Jaime R. Ruiz de Castro con la colaboración de la artista plástica Alicia Jiménez donde se expande la poesía en disciplinas diversas.

Decía Paul Virilo (Teórico cultural y urbanista) en Ciudad Pánico: “Tan necesarias como el agua o el aire que se respira, las calles son los corredores del alma y de las oscuras trayectorias de la memoria”. Entonces el Pasear se convierte en un planteamiento poético que obliga al Homo Ludens a perderse por esos oscuros corredores del alma o trayectorias de la memoria.

la artista plástica Alicia Jiménez

la artista plástica Alicia Jiménez

Se construye caminando, y así ha creado Francisco Escudero, artista de Almería, estos tupper que componen o descomponen los poemas de Jaime R. Ruiz de Castro. Escudero ha decidido meter los versos de Ruiz de Castro en estas cajas de plástico donde habitualmente se guardan ingredientes y comida, los tupper.

¿De dónde viene esta idea de exprimir el poema en especies para volver a componerlo desde otra perspectiva mediante una acción final?

Tupperpoesía se acerca a esa idea de arte; por un lado la idea de cajas contenedores de poemas visuales y por otro, dinamitar el sentido tradicional de la poesía clásica, lectura y entendimiento, para experimentar desde las prácticas de la acción, hacia una poesía expandida.

Estas cajas de plástico son juegos que estimulan la creatividad e imaginación. Armas necesarias para el  Homo Ludens que estará muy presente en esta nueva poesía.

Tupperpoesía es una fusión entre poesía, arte objeto, y acción. Siendo el proceso y la búsqueda lo más importante.

Esta poesía no la vamos a encontrar en bibliotecas o en museos y menos en vitrinas; ahora, es la cocina el lugar recomendado para leer,  imaginar y crear. En la tapa está el poema-producto, y en el interior del tupper los ingredientes: yo me lo guiso, yo me lo como. Al gusto de cada consumidor.

En bruto, sin más alicientes que los que cada uno ponga.

Leer, pensar, imaginar, oler, degustar, juntar, accionar, debatir, y comer: es la nueva poesía, la poesía que entra en nuestras casas, y eso no quiere decir que sea

Francisco Escudero

Francisco Escudero

fácil, como cualquier juego implica imaginación, ganas de jugar sin prejuicios, voluntad de crear, como niños curiosos construyendo un castillo de playmobil, abiertos a la experiencia emocional de la poesía, a la creatividad artística. Ahora sí podemos decir con claridad que todos somos artistas, porque esta no será una lectura pasiva, y tampoco intelectual, sino una obra abierta.

El lector ha de deconstruir el texto primero, y componer las piezas después, pues lo claro y lo evidente no es tan claro ni tan evidente.

Los poemas de Jaime R. Ruiz de Castro son emociones simples, profundas y libres muy cotidianas y Francisco Escudero los retoma para después deconstruirlos, una y otra vez, hasta llegar a ese “objeto deseado encontrado”, y meterlo en un tupper.

Alicia Jiménez

Alicia Jiménez

El proceso de búsquedas se considera una acción poética, pues cuenta con todos los ingredientes para describir un proceso de búsqueda atípico, lleno de metáforas, paradojas, dignas de contar. Es una nueva manera de entender el arte, interactiva. Atrás quedan esos letreros de prohibido tocar en museos; ahora, con tupperpoesía, puedes componer tu propia obra sobre un mantel de cuadros, junto al pan y al vino, en la cocina. La poesía vuelve a ser social, cotidiana, del pueblo, de por casa, con zapatillas. Poesía aldente, lista para accionar, pues Escudero no ha querido intervenir en nada. El proceso, como decía, fue de búsqueda, y eso es lo importante, el proceso, como en el arte procesual.

Es posible que las acciones estén determinadas en su cabeza, pero deja al espectador que libremente se cocine su propia obra. Esta Acción Colectiva, Tupperpoesía, es la nueva cocina, gastro arte, sin Estrella Michelín, con mucho arte y sabor, para que la disfruten.

ArmaPoetica

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *